La fotografía política en tiempos de campaña electoral



Una edición especial de Edircom llamada "Edircom Electoral", fue celebrada en Lima, la misma reunió a ponentes especialistas en campañas electorales, comunicación política, así como también en aspectos técnicos y jurídicos de los procesos electorales.

Uno de los ponentes fue Jorge Sandoval, experto en retrato político en México, quien ofreció a los asistentes una Conferencia Magistral llamada "Fotografía de Campaña: El arte de cautivar sin hablar" y es que "una buena foto no gana sola una campaña, requiere al experto en redes sociales, al estratega, al de oratoria, a los voluntarios que cargan sillas y mesas en un evento, todos son importantes", sin embargo, una foto mal realizada "si puede hacer perder una elección", comenzó así su ponencia Jorge Sandoval.

Indicó además “que las malas decisiones, los errores recurrentes, las situaciones ilógicas con las que se decide la foto de un candidato, llegan inclusive hasta a ridiculizarlo, hay en la calle hasta un 80% de fotos que no sirven o simplemente perjudican una campaña”.

La fotografía "trabaja" en la campaña de los candidatos las 24 horas del día e inclusive hasta el día de la elección, es por ende el elemento que más ven lo votantes y en muchos casos es el que más se descuida. De nada vale desplegar en la calle 5 mil piezas de un candidato si éste en dichas fotos está mal retratado o mal proyectado.

Fotógrafo político

El fotógrafo político es un proyector del carisma e imagen del liderazgo del candidato, diseñador de su resonancia positiva y de su magnetismo personal.

El trabajo de un fotógrafo político en una campaña electoral es 30 o 40 % de técnica fotográfica lo demás es la experiencia, la técnica especializada en retrato político, la comunicación humana con el candidato y saber influir positivamente en él para sacar desde su interior y por medio de su rostro una sonrisa genuina, creíble, convincente. El fotógrafo político debe saber extraer con sutileza buenas expresiones del rostro de un candidato.

Lo principal que debe proyectar un candidato es el carisma que es la punta de lanza en su campaña, debe entonces el fotógrafo político lograr el liderazgo carismático del candidato, transmitir confianza entre el electorado manejar a través de las fotos las emociones, ya que el 95% del voto tiene que ver con lo emocional de la campaña.

Una buena fotografía se debe colocar una sola vez y no se debe estar cambiando porque cuesta mucho dinero, esa fotografía debe tener la capacidad de transmitir carisma, fuerza, liderazgo y confianza y que llegue a todo el electorado: a una madre, a un licenciado, a un estudiante, a un doctor; por eso la importancia de una buena fotografía en una campaña electoral.

La fotografía de un candidato debe ser de "convencimiento" no de identificación, con esta frase finalizó la excelente Conferencia Magistral Jorge Sandoval sobre la fotografía política.

Por: Maribel Aleska Ramírez Gamarra
Comunicaciones IPAD